viernes, 16 de octubre de 2009

¡A mamarla!



Diego Armando Maradona, arte y figura hasta la sepultura. El “barrilete cósmico”, como le apodó algún periodista radiofónico de la Argentina, volvió a liarla al término del Uruguay – Argentina disputado esta semana y que a la postre supuso la clasificación directa del combinado albiceleste para el próximo mundial. “Los únicos que se merecían la clasificación eran los hinchas que alentaron al equipo", dijo Maradona, para después espetar a los presentes "que la chupen y que la sigan chupando", en referencia a los periodistas argentinos, muy críticos con el quehacer del Diego al frente de la selección. Pero es que encima, lejos de retractarse por los insultos del día anterior, en la rueda de prensa soltó: "No me tengo que disculpar. Fue un desahogo, pero no hay vuelta atrás"

Pues muy bien chicos, eso es lo que pasa cuando se pone al frente de un colectivo a alguien que no es capaz de gobernarse ni a si mismo. Y no ponemos en duda sus sobradísimos méritos como futbolista, que lo hacen ser considerado como el mejor de la historia (con Pelé y Di Stéfano al acecho). Pero como técnico, como diría el otro, no ha hecho ná de ná. Bueno sí, rectifico, entrenar al Deportivo Mandiyú y al Racing Club, construyendo dos equipos frágiles y fáciles de superar por todos sus rivales. 

Pero ya se sabe que lo de Maradona en Argentina va mucho más allá de lo meramente deportivo. Allí se le idolatra y porque, como dijo una vez Jorge Valdano, “en el momento que Maradona se retiró del fútbol activo, dejó traumatizada a Argentina. Maradona fue más que un futbolista genial. Fue un factor extraordinario de compensación para un país que en pocos años vivió varias dictaduras militares y frustraciones sociales de todo tipo. Maradona ofreció a los argentinos una salida a su frustración colectiva y por eso la gente lo adora allí como una figura divina.” 

Y en eso último radica el principal problema. Por que alguien que no es humano sino divino, siempre estará por encima del bien y del mal. Es un Dios todopoderoso y omnisciente que todo lo sabe y que todo lo ve, por lo que nunca se equivoca. Ante el sólo cabe arrodillarse y creer, nunca juzgarlo. Sin embargo, parece que a algunos en Argentina el paso de Maradona por la selección les ha servido para volverse ateos. O al menos eso es lo que se desprende de la portada del periódico Olé con la cual ilustro esta entrada. 

Ale, ¡a chuparla!

Bueno y aquí os dejo un video del Youtube en el que podéis ver la última charlotada del Pelusa:  



3 comentarios:

  1. Yo siempre he pensado que los periodistas deportivos son detestables porque son fanáticos antes que profesionales.Leer el Sport en día de derrota culé es bochornoso todos los jugadores son unos paquetes y oír El Larguero en noche de derrota merengue es horroroso por lo mismo y así en todos los rincones del mundo,veo.Aún así no quiero defender a Maradona que está mas acabao que "El Puma".Como quiere que no le cuestionen si lleva a Palermo,Aimar y Verón!! Diego Milito missing e Higuaín solo una vez!! está claro que la culpa la tiene él porque se ha creído que es D10S de tanto oírlo y cree que han de adularlo a todas horas.Por eso a la selección solo lleva a los jugadores que le hacen la rosca.Eso sí,que grandes momentos de ridiculez a dejado este hombre.La imagen con Bilardo de risa :)

    ResponderEliminar
  2. Sí, es verdad lo de la prensa, pero es que lo de este hombre va más allá y todo también es por culpa de la prensa, que le hizo creer que era D10s. No sabe ni a lo que juega ni falta que hace... anoche escuché que en el poco más de un año que lleva de seleccionador ¡ha utilizado a más de 70 jugadores! en fin...

    ResponderEliminar
  3. 70!!! que barabaridad! definitivamente con este dato,solo puedo decir que es él quién tiene que dedicarse a chuparla...puede que se le dé mejor que entrenar...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...