martes, 20 de octubre de 2009

Moon, de Duncan Jones



Venía precedida de grandes críticas. Galardonada con los premios a la mejor película, mejor guión, mejor actor (Sam Rockwell) y diseño de producción durante el pasado Festival de Sitges. Se hablaba de una “gran ópera prima” al cargo de Duncan Jones, hijo de David Bowie por cierto. Por todo eso y porque me apetecía ver un buen film de ciencia ficción, me acerqué a una céntrica sala de mi ciudad para ver "Moon" (2009).

La película cuenta la historia de Sam Bell, un astronauta destinado en la Luna por un periodo de tres años en los que se ha de encargar de controlar el proceso de extracción del helio 3, un material que ha cambiado el destino de la Tierra al descubrirse su gran potencial energético. Hasta ahí todo bien. El problema es que no pasa nada más. No hay acción ni aventura, la intriga es ridícula y carece de la más mínima emoción. Encima uno tiene la sensación de que Jones ha visto demasiadas veces “Solaris” y ha pretendido crear algo similar a la obra maestra de Andrei Tarkovsky, cosa que, sobra decirlo, no ha conseguido.  

Hombre, tampoco es que me parezca horrorosa. Tiene cosas interesantes, como la recreación de los desoladores espacios lunares, el tonillo retro a lo “2001: Una odisea del espacio”, una sensación permanente de claustrofobia, buscada con toda la intención del mundo… pero es que es tan lenta, que hasta esos aspectos pierden interés. En fin, veremos como evoluciona este joven director que, lejos de sentarse a chupar de la teta de su papá para el resto de sus días como un personaje del Pronto, ha intentado hacer algo para ser reconocido por méritos propios. Eso sí, le recomiendo que para inspirarse escuche con atención un par de discos de su padre: “Space Oddity” y el “Ziggy Stardust”. Eso si que es ciencia ficción de la buena.

3 comentarios:

  1. Cagüen Cristo Rey! es la primera vez que discrepo contigo,ya tocaba!! jaja...bueno en madridismo también,pero ya sabes que no soy fanático.En cierto modo también pienso que es cierto,que no pasa nada,que es anodina,pero me gustó mucho por la interpretación de Sam Rockwell,que considero que se sale.Es muy bueno este actor al que siempre he visto bien en otras películas.Dejo una cuestión...Aún considerando que los Oscars son una patraña,no crees que si el sosaínas de Tom Hanks se llevó un galardón por un papel similar en "Naufrago" este tío también lo merece?
    Un apunte mas.Por lo visto el "duque blanco" le contrató a su hijo a Kevin Spacey para el papel principal y le dijo que no quería ayuda alguna,ni aprovecharse del apellido y le dió el papel de la voz de "Gerty".

    ResponderEliminar
  2. Lo de Kevin Spacey no lo sabía... interesante.

    Respecto a la peli, no es que me haya disgustado, simplemente es que con las expectativas tan altas como las tenía, me quedé con la sensación de que me habían timado. E insisto, el tema de los escenarios, especialmente la ambientación lunar hecha a base de maquetas (supongo) me pareció soberbia... Veremos como evoluciona el chaval.

    ResponderEliminar
  3. A mi Sam Rockwell me suscita alguna duda, pero sí, estoy contigo en que merece mayor reconocimiento del que tiene. Le recuerdo en un buen papel en aquella peli que se llamaba "Confesiones de una mente peligrosa" y como no, en el papel de Victor Mancini para "Asfixia"...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...