martes, 26 de octubre de 2010

El demonio que todos llevamos dentro...

No es habitual en esta bitácora el transcribir integramente artículos aparecidos en prensa, salvo que interese comentar algunos de los aspectos contenidos en ellos. No va a ser este el caso, ya lo aviso. Y es que ayer el periódico El Mundo, en su edición impresa, se despachaba con el siguiente titular: “Once personas se tiran por la ventana en Francia porque creyeron ver al diablo”. El texto que venía después es este:  
La Verrière fue testigo anoche de un drama con muchas incógnitas. Un bebé de cuatro meses ha muerto después de que 11 personas creyeran ver al diablo y se tiraran por la ventana en un apartamento de La Verrière, en las afueras de París, según fuentes judiciales. En realidad, era el padre del bebé.
Según las primeras investigaciones, el pánico se extendió entre varios ocupantes del inmueble que confundieron con el diablo a un padre que, completamente desnudo y medio dormido, se dirigía al lecho de su bebé, que lloraba en medio de la noche.
"Trece personas se encontraban en un apartamento del segundo piso de un inmueble cuando, sobre las tres de la madrugada, uno de los ocupantes oyó a su niño llorar", explicó Odile Faivre, fiscal adjunta de la fiscalía de Versalles.
"El hombre en cuestión, de origen africano, y completamente desnudo, se levantó para dar de comer al niño mientras los otros ocupantes le confundieron con el diablo", declaró la fiscal adjunta, precisando que el hombre había resultado "gravemente herido en una mano por un corte con cuchillo antes de ser expulsado del apartamento".
El padre de familia, al que echaron de su propia casa, intentó entrar de nuevo en el apartamento. "En este momento precisamente, los otros ocupantes huyeron lanzándose por la ventana, con un miedo atroz al diablo", prosiguió Faivre.
El bebé de cuatro meses, gravemente herido, falleció por las heridas. Los heridos, siete de los cuales sufren múltiples traumatismos, fueron llevados por los servicios de urgencia varios hospitales de la región, según explicó la fiscalía de Versalles. Tres niños han sido trasladados al hospital.
La policía ha interrogado a dos hombres: el que fue confundido con el diablo y otro hombre que se habría tirado por la ventana con una niña de dos años en brazos.
La investigación, aún con muchas incógnitas, sigue en marcha para saber si las personas que se tiraron por la ventana lo hicieron por voluntad propia o fueron obligadas a ello, precisó Faivre .
La policía, que ha registrado la vivienda, no ha descubierto sustancias alucinógenas y, según la fiscal, "en el apartamento no tenía lugar una sesión de espiritismo".

Nada que comentar. Muertecito me hallo. ¿Noticia del año?

2 comentarios:

  1. Pues para mí al menos es una seria candidata a noticia del año, sí señor. Confundir en masa a un africano que alimenta a su churumbel con el mismísimo Satán es algo que se me escapa por completo y me llena de estupor pero también de una curiosidad que, me temo, no podré nunca saciar.
    De todas maneras, rezo para que aparezca algún testigo que cuente con pelos y señales cómo al volver a casa después de una noche de jarana vio a una decena de personas saltar al vacío mientras gritaban Vade retro, Satanás. Ése sí, ése sí que tuvo que pasar un miedo de cojones.

    ResponderEliminar
  2. Ja ja ja... sí tío, el borracho que viera eso ya puede morirse tranquilo. No va a presenciar nada más impresionante en lo que le queda de vida... si sobrevive al susto, claro está.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...