lunes, 11 de octubre de 2010

Porca miseria!!!

Que la tele cada vez me da más grimita, es algo que ya os he dicho en más de una ocasión y que gran parte de culpa  la tiene el “modelo italiano” de hacer televisión, creo que también, y si no os lo digo ahora. Bien. En la RAI, televisión pública italiana -¡poca broma!- existe un programita que se llama "Chi l’ha visto?" (¿Quién lo ha visto?) y que viene a ser el equivalente del mítico “Quien sabe donde” que TVE emitía hace unos años, pero versión burraca. Y eso que, supuestamente, el espacio pretendía ser serio y riguroso, además de respetuoso con el dolor de las personas y con el deber de informar. Todo apuntaba a que por una vez, sin que ello sirviera de precedente, los directivos de la cadena pública se iban a tomar en serio el producto que ofrecían a la gente. Sobretodo tras elegir como presentadora a Donatella Raffai, prestigiosa periodista italiana –de verdad- y prescindir del típico presentador graciosillo y su cohorte de Mamma Ciccio tan del gusto por aquellas tierras. ¡Pero ni por esas!

La cosa iba de ofrecer pistas y emitir testimonios que sirvieran para arrojar algo de luz sobre casos no resueltos de personas desaparecidas. Por eso, la pasada semana y en horario prime time, tenían como asunto estrella el de Sarah Scazzi, una chica de quince años de la que no se sabía nada desde finales de agosto, cuando se esfumó de una pequeña localidad del sur de Italia. Por eso el programa conectó con la casa del tío de la desaparecida, en donde estaba la madre de la chavala y el resto de la familia dispuestos a intervenir. Fue entonces cuando, en vivo y en directo, la rubia de cuyo nombre no quiero acordarme, dijo que tenía una noticia de última hora y esta era que el tío Michele -¡en cuya casa estaban reunidos los Scazzi!- acababa de confesar ante los carabinieri que había sido él quién estranguló y violó salvajemente a la joven, escondiendo luego el cadáver dentro de un pozo. Y así fue como la mama de Sarah se enteró de semejante monstruosidad. Eso sí, la conductora - muy maja ella -le preguntó en antena si prefería que interrumpieran la emisión, a lo que la pobre mujer, en evidente estado de shock, no supo o no pudo contestar.

Obviamente, la transmisión del show fue un auténtico éxito de audiencia, algo que ha provocado un nuevo y encendido debate sobre hasta dónde pueden llegar los medios de comunicación. Cuestión esta de la que todos conocemos la respuesta. Los medios pueden llegar hasta donde les salga de la polla… i no passa res!!! 

En fin, hete aquí con un programa que se jactaba de ser un digno heredero del neorrealismo italiano y que acabó por convertirse en un referente del giallo más chusco. Otro más. Porca miseria!!!

2 comentarios:

  1. Pues sí, basura televisiva. Lo único bueno de la tele italiana son las tías. Da igual de que sea el programa que todas las presentadoras parecen modelos. Serán órdenes expresas de "Il Cavaliere", jejeje!

    ResponderEliminar
  2. Sure!!! Menudo pájaro "Il Cavaliere" ese... ja ja ja

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...