miércoles, 24 de agosto de 2011

Brian Clough y The Damned United

Brian Clough es uno de los personajes más importantes de la historia del fútbol inglés, que es como decir que es un personaje fundamental para la historia del fútbol mundial. Pese a que la vida de Clough estuvo marcada por los escándalos y que sus últimos días fueron de agonía, la de un alcohólico reconocido al que se le diagnóstico un cáncer de hígado y posteriormente uno de estómago que se lo llevó por delante, nada de eso oculta su glorioso paso por dos clubes de segunda fila como el Derby County y el Nottingham Forest. A ambos los aupó hasta la primera división inglesa y los hizo campeones, en el caso del Nottingham incluso de Europa (1979 y 1980). Es por ello el que, pese a la gran rivalidad existente entre ambos clubes y las respectivas ciudades que representan, todo quisqui allí habla maravillas de Cloughie, el tipo que les hizo grandes. Hasta el punto que el tramo de la carretera A52 que une Derby y Nottingham se conozca como la Brian Clough Way, o que en los partidos en los que se enfrentan estos dos equipos se entregue al ganador el Trofeo Brian Clough.

Pero no toda la trayectoria de Clough estuvo salpicada por el éxito. Posiblemente el peor momento lo vivió tras fichar por el Leeds United, uno de los grandes de la época y vigente campeón aquel año 1974. El mítico entrenador de los Whites Don Revie, tras dieciséis años en el club entre su etapa de jugador y la de entrenador, se convirtió en seleccionador inglés. Para sustituirle la directiva del Leeds decidió fichar a Cloughie, “el entrenador joven más prometedor de Inglaterra”, pasando por alto la vieja enemistad que lo separaba de su predecesor en el cargo. Unas diferencias en lo futbolístico y en lo personal que habían sido expresadas, abundando en palabras gruesas y expresiones malsonantes, a través de los medios de comunicación de la época. Tal vez por eso a Clough le resultara imposible hacerse con una plantilla que veneraba a Revie. Tampoco ayudaría mucho su arrogancia. Y el que en su primer día de entreno no tuviera mejor idea que espetarle a sus jugadores lo siguiente: “Hasta donde yo sé, podéis tirar todas esas medallas que habéis ganado estos años a la basura, ya que las ganasteis todas robando”. Lo que vino después ya es historia. Siete partidos en el puesto con una sola victoria y a la rue. El día de su despido, en rueda de prensa, Clough dijo aquello de “hoy es un día espantoso... para el Leeds United”. Genio y figura hasta la sepultura.

Pues bien, si cuento todo esto es porque acabo de ver “The Damned United”, producción británica del año 2009 dirigida por Tom Hooper, el de “El discurso del Rey”, en la que se narra este último episodio: el lamentable paso de Brian Clough por el Leeds United. Y he de deciros que es una auténtica gozada. Es más, creo que es la mejor película que he visto nunca ambientada en el mundo del balompié. Basada en la novela homónima de David Peace, narra en clave de humor negro los fatales cuarenta y cuatro días de Brian Clough al frente del conjunto de Elland Road. Una historia sobre lealtades, egos, abdicaciones, legados y conjuras, absolutamente fascinante. Y en la que su director ha conseguido algo casi imposible, transmitirnos lo que debe ser vivir y sentir la Premier,  pero desde dentro.

Por cierto que, aunque no venga mucho a cuento, siempre le he tenido simpatía al Leeds United. Tal vez sea por esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...