lunes, 2 de septiembre de 2013

Siempre quise ir a Ele A...

Sobre estas líneas el cartel de la decimonovena edición del Festival Rock Alaquàs -el Fra para los amigos- que se celebró el pasado sábado noche en el Parc de la Sequieta de esta población de l'Horta Oest. Un evento gratuito que llegaría a ser glorioso cuando, no hace tanto tiempo, contaba con un cartel integrado por ilustres nombres del panorama musical nacional e internacional como Mogwai, Black Rebel Motorcycle Club, John Spencer Blues Explosion, Nada Surf, Teenage FanClub, The Charlatans, The Sounds, Yo la Tengo, Los Planetas, the (International) Noise Conspirancy, Ash, Super Furry Animals, Chucho, Mercury Rev, Heavy Trash, Gigolo Aunts, the Muffs, Hefner, Mäximo Park, Asian Dub Fundation, la Buena Vida, the Posies, Raveonettes, Black Lips... Pero eso fue antes de la crisis económica, la subida del IVA “cultural”, los recortes en las administraciones públicas... en fin, ya sabéis, cuando en este país se ataban los perros con longanizas. En este sentido no hay nada que oponer al comportamiento de un Ayuntamiento de Alacuás que, no estando dispuesto a dejar morir uno de los festivales más longevos del panorama patrio, ni queriendo renunciar a la gratuidad del mismo como su signo distintivo, se ha partido los cuernos en montar un cartel decente que no hipotecara los maltrechos presupuestos públicos. El resultado es este cartel, bastante discreto según yo lo veo, pero más que decente dados los condicionantes expuestos.

Por apoyar todo ese esfuerzo y valorizar un gesto que no debería caer en saco roto, seguimos la vieja aspiración de un joven Loquillo -el del“Cadillac Solitario”- y nos fuimos a ver L.A. y dejamos por un día -o más bien por una noche- esta ciudad. Vale que Alacuás está en el área metropolitana de Valencia, açí al costaet... Porque los cabezas de cartel eran los mallorquines L.A., que arribaban hasta esta tierra de luz, flores, amor y corrupción tras triunfar en el pasado S.O.S. 4,8. Venían presentando las canciones de “Dualize”, su último y mejor álbum según cuentan las crónicas. Pero es que ni con eso les da. O sea, que son unos tipos cancheros que no suenan mal del todo. Y la voz del cantante es chula y su inglés, a diferencia del de la mayoría de bandas patrias que utilizan la lengua de Shakespeare, no da vergüenza ajena... pero paremos de contar. Y es que practican una suerte de folk americano -a la balear- que suena a cosas mil veces oídas y que encima aderezan en su directo con unos ecos noventeros que afean el conjunto. Una retahíla de canciones que parecen todas una sola y muy larga, que tan solo los muy fans fueron capaces de desenmadejar. Bueno los fanáticos y aquellos que nos fijamos en las posturitas del guitarrista de la izquierda, ya que, cada cambio de pose del menda equivalía a un nuevo tema.

Pese a todo lo dicho, el año que viene y si aún andamos por aquí, volveremos hasta Alacuás para apoyar este festival. Y lo haremos a diferencia de otros que supuestamente forman parte de este negocio -y bien que se jactan (cuando no se aprovechan) de ello- que esta vez ni siquiera asomaron el hocico. Después serán los primeros que con toda suerte de lamentos y críticas hacia los demás utilizarán sus remunerados espacios para decir que la escena valenciana se va a la mierda... pero nunca es por culpa de ellos. Vosotros sabéis a lo que -y a quienes- me refiero.

Agur... 

...i força al canut.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...