miércoles, 4 de diciembre de 2013

Hoy va de clásica y tristes adioses

En este blog no somos mucho de hablar de música clásica, pero hoy toca. La ocasión lo merece. Y es que ayer murió, a los 68 años de edad, el gran Fernando Argenta. Sí, sí, el de “El Conciertazo” de TVE  o los “Clásicos Populares” en RNE. Este último es un programita radiofónico sobre música clásica, emitido en hora más o menos punta, que se ha mantenido en antena por más de treinta años. Introduzco aquí un apunte dedicado a los haters de lo público. Para cosas como estas sirve tener un medio de comunicación público, ya que, como bien sabréis, en la privada ese formato hubiese volado por los aires en el minuto uno para ser sustituido por algún pseudo-debate de todólogos. Eso en el mejor de los casos, normalmente nos obsequiarían con algún programucha centrado en mostrar el amplio abanico de miserias humanas que nos rodea.

El caso es que se nos ha ido el señor Argenta y su arte para trasmitir la pasión por la música de una manera sencilla y para nada pomposa. Un tipo capaz de acercar la complejidad de un Mahler o un Bach a un niño de 8 años, ¡poca broma! Y es que de casta le viene al galgo. Fernando era hijo del más importante director de orquesta español y reconocido divulgador musical, don AtaúlfoArgenta. Parece obvio que el contagio debió de producirse casi desde la cuna.

En relación con la figura de su padre, cuentan que la última alegría de Fernando se produjo la semana pasada. Este buen hombre conoció y seguramente celebró que el Ayuntamiento de Santander le dedicaba una calle a su padre, de quien se ha cumplido durante este 2013 el centenario del nacimiento. La alegría no se agota en el hecho en sí, que no es moco de pavo, sino que se agranda porque esa calle estaba consagrada hasta ese momento a la memoria del General Mola. Dan muchas más ganas de pasear por un espacio dedicado a un artista que por otro dedicado a un militar golpista, por mucho que su apellido de para todo tipo de chistes. Un gran gesto cívico cargado de simbolismo. Seguro que Fernando Argenta se fue pa’l otro barrio con una sonrisa en la boca. Descanse en paz.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...