jueves, 27 de octubre de 2011

Un tío grande ese Will Oldham


Una vez le leí a alguien que se cortaría un cojón por tener la voz de Bill Callahan (ex – Smog). Pues bien, yo me cortaría los dos por cantar como Will Oldham. Obviamente es una exageración, de esas cosas que se dicen para ensalzar la grandeza del comparado, pero es que ver y escuchar en directo a Bonnie “Prince” Billy es algo sobrecogedor, una experiencia mística, quasi inenarrable, aunque a través de este post intente narrarlo. 
.
Estamos, sin duda alguna, ante el cantautor norteamericano más importante de las últimas décadas. Un tipo que se prodiga poco por estas tierras, por lo que era de locos dejar pasar la oportunidad de verlo aquí mismito, en Valencia, la eterna olvidada de las grandes giras que transitan por España. Así que, directo desde el curro y después de una dura jornada no sólo en lo laboral, marché hasta El Loco para ahogar mis penas escuchando los lamentos y las alegrías del genio de Louisville. Salió a escena después de El Hijo, proyecto musical del ex - Migala Abel Hernández, pero de su actuación poco puedo contar ya que llegué bastante tarde y no presté demasiada atención. El amigo Will se presentó con un traje de hombre mayor y, para sorpresa de propios y extraños, con la barba afeitada, luciendo un bigotti pelirrojo bastante cachondo. Venía acompañado de un puñado de brillantísimos músicos entre los que destacaban el líder de The Cairo Gang a las voces y guitarra y como no Angel Olsen, guapísima folk singer de Chicago provista de una preciosa voz angelical (entre otras cosas que no viene al caso mencionar). Y en eso que empezó la fiesta. Y desde el instante en que “el príncipe” se arrimó al micro por primera vez, se me pusieron los pelillos de punta. Y así se quedaron hasta dos horas después del concierto, tras una gloriosa sesión en la que salieron a relucir una tras otra joyitas del ya extenso repertorio de Mr. Oldham, tales como “Love comes to me”, “Merciless and great”, “Go folks, go”, “Qual & dumplings”, “No match”, “I see a darkness”, “No match”… ¡Altísimo nivel! ¿Acontecimiento musical del año en la capital del Turia? Pues posiblemente…
.
Por cierto que, por poner un pero, eché en falta en el repertorio de la noche la maravillosa “Horses”. Y es que a mí también me hubiese gustado cabalgar sin miedo… y desaparecer en la noche. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...