jueves, 12 de septiembre de 2013

Bron/Broen/The Bridge/El Puente

...y mientras paladeo la última joyita que nos ha regalado ese señor tan sueco él, a pesar de ser moreno y apellidarse González, que anda detrás de Junip, yo sigo a lo mío y a vueltas con la ficción escandinava de la que tan bien os hablé hace escasamente un mes

Le toca el turno a “Bron/Broen”, que viene a traducirse como “el puente” en idioma sueco y en idioma danés (y es que son buenos vecinos hasta para esto, aunque alguno dirá que es fácil serlo mientras estén amparados por la situación de prosperidad de la que gozan). Pues bien, estamos ante una interesante co-producción sueco-danesa de diez episodios, si bien, según he podido leer en algunos foros, se anuncia una segunda temporada con otros tantos. Bebiendo de las mismas fuentes de las que se nutría “Forbrydelsen” y con un patrón bastante similar, la primera temporada de “Bron/Broen” se concentra en una única investigación policial que habrá de llevar a dos detectives, uno danés y la otra sueca, hasta resolver un complejo crimen acaecido en la frontera entre ambos países. En concreto todo se inicia en medio del puente Oresund. Sí amigos viajeros, hablamos de ese puentarraco de ocho kilómetros que comunica la capital danesa, Copenhague, con la ciudad sueca de Malmö. Allí se encontrarán Saga Noren, una atractiva detective sueca con síndrome de Asperger (y si no es eso, ya me diréis que es) y Martin Rohde, orondo y bonachón policía danés de risa inolvidable que, a modo de curiosidad, está interpretado por alguien que os resultará bastante familiar si sois fans de la trilogía “Pusher” de Nicolas Winding Refn.

Siguiendo la mejor tradición de la novela negra escandinava, la de Mankell o Indridasson que no la de los Larsson, la investigación y las vidas de los protagonistas se irán enredando conforme avancemos en la trama. Aparecerán nuevos crímenes y conexiones que nos harán dudar de todo lo que anteriormente dimos por sentando. Encima las implicaciones irán alcanzando a todos los estamentos de la sociedad y como buenos escandinavos, lo hará sin dejar de lado las cuestiones de tipo social. En paralelo a todo ello iremos descubriendo el lado más íntimo de nuestros protagonistas, Martin y Saga. Eso sí, el personaje femenino, siendo bueno, no llega a emocionarnos tanto como la enorme Sarah Lund (Forbrydelsen).

En fin, que estamos ante otra gran serie surgida del frío. Producto de gran calidad que es perfectamente exportable a todo el mundo, como de hecho así ha sido, excepción hecha de los EEUU. Y es que, como bien sabréis, los gringos sufren aversión por la cosa de los subtítulos. De ahí que hayan rodado un libérrimo remake titulado “The Bridge”, que sitúa la acción en la frontera entre México y los USA. Creo que la están dando en La Sexta. ¡Na´que ver!

Y ya termino. Acabo con lo que comencé: la banda sueca Junip y su disco homónimo. ¡Joer que bueno es! En serio, meses intentando hacer ver que este álbum me gusta mucho menos de lo que realmente me gusta. ¡Qué coño me gusta! ¡¡¡que me encanta!!! Quién te ha visto y quién te ve y sombra de lo que eras Suloki. ¡Viva José González y la madre que lo parió! Tack.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...