domingo, 13 de febrero de 2011

Éxtasis con BOH

El pasado miércoles y haciendo de tripas corazón, acudí hasta Barcelona para presenciar una genialidad. Una de esas cosas que cuando te pasan te alegran el día, la semana, el mes e incluso la vida. Una actuación memorable al cargo de una banda (de caballos) en auténtico estado de gracia. Y es que ni en el mejor de mis sueños podía imaginarme cuan bella iba a ser una velada en compañía de los Band of Horses.

Cierto es que los de Seattle, de un tiempo para acá, son una de mis bandas de referencia y que su último disco me parece sublime (en mi lista de lo mejor del 2010 lo posicioné en segundo lugar), incluyendo un cancionero que no tiene desperdicio con una mención muy especial a la, para mí, mejor canción del 2010: “Laredo”. Pero eso no quita a que tuviera ciertas reservas sobre su directo. En primer lugar por que me parecen tan buenos enlatados, que existía la posibilidad de que no dieran ese nivel sobre las tablas. Sobretodo por las consabidas limitaciones vocales de Ben Bridwell, con una voz maravillosa cierto, pero con evidentes dificultades para llegar hasta los registros más altos, lo cual podría haber pesado en su contra en un directo de más de una hora. Y en último lugar por un tema más personal, ya que no estoy en mi mejor momento y temía no entrar en el rollo conciertero para poder disfrutar como es debido. Pero nada de nada. Fue entrar en la sala Apolo (por cierto un espacio precioso al que con toda seguridad volveré cuantas veces sea menester) y disiparse todas las dudas.

Y eso que llegamos tarde, por lo que nos perdimos casi toda la interpretación de los australianos Mike Noga & The Gentlemen Of Fortune, proyecto paralelo del líder de The Drones que actuó de telonero para la ocasión. No sé si es una lástima o no, tal vez más adelante les dé una oportunidad en disco, si bien lo poco que pude ver/oír de ellos tampoco me sedujo demasiado. Correctito, sin más y a esperar a que salieran los cinco magníficos de Seattle: Mr. Ben Bridwell, Mr. Bill Reynolds, Mr. Ryan Moore, Mr. Creighton Barrett y Mr. Tyler Ramsey. Por cierto que en el marco de esa breve espera conocí al gran Txarls, comentarista habitual de este espacio y responsable de la recomendable bitácora “Music is my Girlfriend”, imprescindible para cualquier melómano que se precie (¡se ponga como se ponga la Ministra González-Sinde). El caso es que podéis leer aquí su crítica del concierto, mucho más trabajada que la mía, yo tan sólo me reiteraré en lo memorable de la ocasión, en lo mágico del encuentro musical, en el derroche de facultades, tablas, saber hacer, genialidad, entrega y preciosismo de la propuesta… No sé tíos, posiblemente el mejor concierto al que he acudido en mi vida, repleto de momentazos que de tan sólo recordarlos se me pone la piel de gallina. Me voy a quedar con tres y con ello corto y cierro. En primer lugar, la despedida y cierre de los bises con el barbudo vocalista abrazándose al público mientras cantaba “Is there a ghost”, una de los mejores cortes de su segundo e infravalorado álbum. También la inesperada y extraordinaria interpretación de "No one's gonna love you", también del “Cease to begin”,  con la que reconozco, eché alguna lagrimita. Y por encima de todo, la simbiosis alcanzada entre público y banda cuando se arrancaron con “Funeral”. Pelos como escarpias, lo juro. ¡Y la gente respetuosísima! Así da gusto. ¡Feérico!

Iba a poner un par de pegas al concierto, ¡todo no va a ser bueno! Guardan relación con el tracklist, que a continuación paso a relacionar, en el cual apreciaréis que no aparecen hits como “Dilly” y muy especialmente “On my way back home”… pero que más dará!!! Si fue una pasada. Ahí va això:

"Trudy (For Annabelle)"
"NW Apt",
"Island of the coast"
"The great Salt Lake"
"Bats"
"Cigarrettes, wedding bands"
"Blue beard"
"Complimets"
"Marry song"
"Older"
"Factory"
"The first song"
"Monsters"
"The general specific"
"Laredo"
"No one's gonna love you"
"Ode to LRC"
“Wicked Gil”
 “Funeral”
"Part one"
"Weed party"
"Is there a ghost?"

Por cierto, are you ready for a Funeral?

Ah! Una cosa que no he dicho, es que el juego de imágenes de fondo que utilizaron para la ocasión fue bellísimo. Y además muy sentido para un servidor, gracias a los bonitos recuerdos que guarda del omnipresente Mono Lake o de bucólicas poblaciones como Lee Vining. Inolvidable. 

7 comentarios:

  1. Grandioso. Insuperable.

    ResponderEliminar
  2. Ustedes son unos cracks... e insuperables!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola!!! así que acudiste temeroso de que soltara unos buenos gallos (lo contrario a las ninfas y los marineros..????) jeje.
    Bueno. pues alegrón que me llevo de que lo disfrutasen tanto, mi intuición no me fallaba pero el bolsillo, el tiempo y la aventruril e acercarme -yo en Madrid- a ver si sobraban entradillas.. se interpusieron. anduve casi malhumoradilla por habérmelo perdido, al día siguiente lo mismo con SKUNK ANANSIE, quizá aun más de mi estilo.
    Pues mira que yo pensaba que ya os conocíais!!! El Txarls y tú, digo. convencida andaba yo, no sé por qué.. Es muy salao y animado, yo tmb le concí en contexto conciertero..
    ay!!!!! qué péna, Lee Vining!! cómo te entiendo, 'U'know.. Mi amigo y y yo tmb recordamos todo el tiempo ese viaje,incluso el lodge ese en el que nos clavaron una noche, jeje.
    al voi. bs

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que tenía ese miedo, pero se ve que le tío se había tomado ingentes cantidades de miel con limón antes del concierto y voilà! Tout perfect. Siento que te lo perdieras, me han dicho que en Madrid tambiéne estuvo muy bien y que se soltaron una curiosa versión de Pavement (¡sí, has leído bien!, quien lo diría).

    Y no, no había tenido el placer de conocer a Txarls in person. Espero que nos encontremos en otros eventos...

    ...Lee Vining... que recuerdos Capens!!!

    ResponderEliminar
  5. Gran Burrino (always ready?)23 de febrero de 2011, 22:15

    Qué fuerza!
    y el vídeo se oye fetén... a mi también me cuesta ir a los conciertos últimamente.

    a ver si les veo en el Azcona Rock Festival.

    Por cierto, me han encantado las fotos del "cazador" y de "el que nunca hace nada". No estaban muertos, que estaban de parranda!

    Fíjate que al último de BOH no le he prestado atención... mañana me lo pongo a ver si me reconcilio.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Pues si los ves en el Azkena igual nos vemos por allí Burrino... Y reconciliese Vd. con "Infinite arms", no se arrepentirá.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...