miércoles, 23 de diciembre de 2009

Metal Hurlant y el cine

-->
Durante el pasado mes de noviembre y hasta principios de este diciembre a punto de expirar, la Filmoteca estuvo proyectando un interesantísimo ciclo de películas titulado “Metal Hurlant y el cine fantástico”. En el se repasaban varios títulos de cine fantástico y de ciencia ficción basados o claramente influenciados por las historias  publicadas en la revista de cómic para adultos Metal Hurlant (Heavy Metal en su versión angloamericana). Tiene delito que no comentara nada en su momento, más aún después de haberme acercado a alguna de las proyecciones.

Y es que, a pesar de tener una vida relativamente corta (de 1974 a 1987), la revista tuvo una gran repercusión al editarse no sólo en Francia, su país de nacimiento, sino también en Italia, Alemania, Inglaterra, Estados Unidos o, sorprendentemente, España. Como resalta el comisario del ciclo Jesús Palacios, "fue la primera cartilla del cómic y la ciencia ficción adultos con la que buena parte de, al menos, tres generaciones aprendió a leer". Además, a su juicio, la influencia es tal que su irrupción supuso "la introducción de un nuevo imaginario, más allá de lo simplemente visual e iconográfico del género". "Imaginario que es, por otra parte, aquel que sigue estando vigente hoy día en términos generales". Y es cierto, apreciándose con claridad en buena parte del cine de terror y del sci-fi que se hace hoy día. Y eso a pesar de que, reconozcámoslo, la mayoría de las películas que siguen esa estela son bastante mediocres. Sirva como ejemplo las que han integrado la programación del ciclo.

De entre las películas programadas reconozco no haber visto alguna, como “El último combate/ Kamikaze 1999”, de Luc Besson, de la que me han hablado bastante bien. De las que sí puedo hablar, por haber asistido a las sesiones de la Filmo, o haberlas visto en alguna otra ocasión, son “Heavy Metal” de Gerard Potterton (1981), “El torreón (The Keep)” de Michael Mann (1983), “Los amos del tiempo (Les maitres du temps)” de René Laloux (1982) y “Alien, el octavo pasajero (Alien – Director’s cut)” de Ridley Scott (1979 - 2003). A excepción de esta última, obra cumbre del género sobre la cual se ha escrito tanto que no hace falta explayarse más, el resto son cintas más bien discretas, de la que tan sólo cabe salvar algunos aspectos de “Los amos del tiempo”. Es este un film de animación dirigido por René Laloux, de cuyo guión participó el mismísimo Moebius, cofundador de la revista Metal Hurlant. A pesar de que adolece de las limitaciones propias de la animación de la época, con unos personajes que se asemejan en demasía a He-Man y sus Masters del Universo, la historia es chula y el final es bastante sorprendente.

Por lo demás, “El Torreón” de Michael Mann, es una mierda pinchada en un palo. Empieza bien, pero al poco tiempo te das cuenta de que la grifa que se fumó Mann mientras escribía el guión o era de mala calidad, o es que el amigo tiene poca tolerancia y le sentó fatal. Tal vez “Heavy Metal” sea harina de otro costal. Lo digo por su condición de obra de culto. Pero hoy día, no deja de ser una peli de dibujos para adultos en la cual se narran una serie de aventuretas, unas más interesantes que otras, pero todas ellas bastante simples e inocentes vistas treinta años después de. Por cierto que se anuncia un remake para 2010 con gente muy interesante detrás (David Fincher, Zack Snyder, James Cameron…)

En fin, con todo y con eso un ciclo de películas muy interesante. Piripunjto y punjto para el ejquipo de la Filmo…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...